¿Dónde estás? Aquí ¿Qué hora es? Ahora

Perdemos más de la mitad de nuestra vida recordando el pasado e imaginando el futuro. ¡Más de la mitad! Y nada de eso existe en realidad, porque el ayer es un ahora que ya terminó y el mañana uno que todavía está por llegar. Eckhart Tolle dice en su brillante libro que el secreto de la felicidad reside en saber vivir el momento que es. Gran parte de mi viaje lo estoy enfocando a desarrollar esta habilidad.

DSCN1669

Es curioso como algo tan sencillo puede resultar tan difícil, pues estamos profundamente arraigados al acto compulsivo de pensar y repensar una misma idea hasta fatigarnos. Ahora que soy consciente de este hecho, he aprendido a escuchar a mi mente. Es realmente agotadora. Se requiere una gran toma de conciencia y un constante estado de alerta para frenar la cascada de recuerdos, ideas, deseos, preocupaciones y frustraciones que se enredan en un sin sentido que nos roba la energía y el momento. Lo único que tenemos, en realidad.

Me siento profundamente afortunada de poder llevar a cabo este cambio radical de dominio de mi mente en un entorno como este. La verdad es que ayuda.

Ayer descubrí uno de los lugares que más me han impresionado en mi vida. La barra, una playa del pacífico que conecta con la desembocadura de un ancho río en el que los pájaros mojan sus patitas en sus sesiones de pesca y entre cuya vegetación se esconden cocodrilos de todos los tamaños. Acorazando la playa, la jungla eleva sus palmeras con una dignidad pasmosa y si paseas por la arena puedes encontrar caballos y tortugas a su libre albedrío. Todavía siento en la piel la brisa cálida del atardecer.

DSCN1690 DSCN1676 DSCN1680

Pude experimentar lo gratificante que es estar en todo momento presente y dejar que cada parte de tu ser absorba todo lo que le rodea. Sin pensar, solo estando. Viendo, oyendo, sintiendo, oliendo. Para terminar, el sol nos regaló una despedida teatral que me hizo volver a casa con la sensación triunfal de quien ha sido merecedor de un regalo muy preciado. La recompensa de saber parar la mente y renunciar al morbo de viajar en el tiempo, proyectando una realidad inútil o masticando las sobras de una plato ya disfrutado, es un estado de alegría constante que te acompaña allí donde vas y le da a la vida una nota de color que todo lo embellece.

la foto

La vida es un regalo que podemos desenvolver y disfrutar desde este mismo momento, o cuyo contenido puede permanecer en su caja para siempre, despreciado.

A mi me encantan los regalos, y quiero disfrutar del mío aquí y ahora.

Iris del Olmo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s