¿Quién da más?

¿Dónde reside la abundancia? ¿Cómo medimos la riqueza?

Hoy he tenido el placer de llevar a cabo mi primera colaboración como voluntaria de una gran organización sin ánimo de lucro: Caramelos Solidarios. Después de semanas de recaudación de fondos y material, hemos podido hacer entrega de recursos escolares a una pequeña escuela indígena de Arroyo Tomatal, a las afueras de Puerto Escondido. La escuela consiste, básicamente, en un barracón de cemento donde se mezclan niños de 3 a 12 años y cuya enseñanza queda en manos de dos únicas personas. La mayoría de los niños caminan de 30 a 40 minutos diarios para poder asistir a la escuela, y muchos de ellos no tienen zapatos. El calor dentro del aula es prácticamente insoportable y no disponen de baños. 

DSCN1769

La primera toma de contacto ha sido dura… allí donde miraba solo veía carencias. Ropas destripadas, caritas sucias. He tenido que hacer un gran esfuerzo para no llorar, por contener la pena que me encogía el estómago y me subía por la garganta. He sentido tanta ira… Ira contra el mundo y su desigualdad. Ira contra gobiernos incompetentes a los que no les importa nada ni nadie. Ira contra todo aquél que tiene y no comparte. Me he sentido egoísta y desagradecida. Culpable, muy culpable por todas las carencias que he llegado a sentir en mi vida, por no haber dado las gracias todas las veces necesarias. Por un momento me he quedado bloqueada, absolutamente abatida… No ha sido hasta más tarde, cuando hemos empezado las actividades de animación, cuando he comprendido que lo último que necesitan estos niños es que sintamos pena por ellos. Necesitan acción. Necesitan sentir nuestra energía, contagiarse de nuestra fuerza. Porque están llenos de vida y de amor, y las carencias que yo veía en esa aula diminuta de mesas destartaladas y sillas que cojean, no son otra cosa sino la abundancia de sus días, un motivo por el que dar las gracias. Se sienten afortunados porque muchos otros como ellos no tienen la opción de asistir a la escuela.

?????????? la foto 1

Es espeluznante la facilidad que tenemos para obviar la necesidad de reordenar nuestra escala de valores. Vivimos en una era constantemente conectada, y no necesitamos visitar una escuela en las montañas de Oaxaca para saber que esto está pasando, que lo estamos permitiendo. Pero cada día tenemos la opción de escoger. Escogemos con qué actitud queremos afrontar todo lo que la vida nos pone delante, si queremos sentirnos afortunados por la abundancia que nos rodea o profundamente desgraciados por todo aquello que queremos y no podemos poseer.

Hoy me he subido al coche con la infinita sensación de haber recibido mucho más de lo que he dado, de volver a casa con el corazón lleno del amor y una dulce lección: el secreto está en la actitud. Qué tópico. Pero qué bien viene de vez en cuando hacer una toma de consciencia, pararnos a dar las gracias. Gracias por todo lo que la vida me ha regalado, y por lo que yo he conseguido también. Gracias por estar rodeada de gente de tanta calidad. Gracias por el tiempo que tengo. Gracias por estar viva.

Y gracias, por supuesto, a Sara Lázaro por crear algo tan grande por pura filantropía: http://www.caramelossolidarios.org

DSCN1764

Iris del Olmo.

Anuncios

One comment

  1. erikacastillooliver · noviembre 23, 2014

    iris! me encanta tu blog 🙂 sabias palabras. disfruta de esa experiencia, porque te hará más rica que todo el dinero del mundo.
    no acabo de entender, estas de vacaciones¿ de retiro? o haciendo un voluntariado?
    ya em contarás, me gustaría hacerlo yo también!
    un super beso y mucho positivismo y ganas de vivir, que sumadas a las que tienes… te harán inmortal 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s