No son madres, son heroínas.

Si hay algo por lo que siento una profunda admiración es por las madres luchadoras, esas heroínas vestidas de paisanas que esconden con humildad su valor y su trabajo tras manos cansadas.

dd

Ellas, bonitas todas, nacen con el don del amor incondicional y la superación personal. No hay situación que las supere, no existe contratiempo capaz de vencerlas. Cuidan de sus pequeños por encima de todo, los protegen de la crueldad del mundo y les regalan todo el amor que éstos necesitan para encaminar a la humanidad hacia un lugar mejor. Cuando una madre se queda sola, se siente abandonada por el entorno, desarrolla sus superpoderes. Sí, los superpoderes existen y solo las madres luchadores los poseen. Aceptan jornadas infrahumanas de cincuenta o sesenta horas semanales, pero se encargan de colocarlas en turnos nocturnos o matinales, pues nada les impide llevar y recoger a sus peques del colegio, o compartir con ellos la cena y el beso de buenas noches. Tu, como hijo, apenas lo valoras, pero cuando llegas a casa tu hogar está limpio, tu merienda preparada y tu madre está ahí, muy dispuesta, muy atenta. Se acuerdan de todas las cosas importantes, no se pierden un detalle de tu vida personal y no les puedes esconder ni un solo parte escolar. Nunca salen con sus amigas y no acabas de comprender cuando duermen, si es que lo hacen. Pero nada de eso les impide estar al cien por cien cuando las necesitas. Nunca las ves llorar, solo te muestran su alegría, y cuando llegas a casa llorando, con el corazón roto, despliegan su arma secreta: ese abrazo tan tierno que te envuelve como una armadura capaz de protegerte de todo el dolor que te pueda provocar la hostilidad de este mundo.

No importa cuánta gente increíble llegue a tu vida, nunca nadie será como ella. No importa cuánto te quieran los que te rodean, su amor nunca se podrá comparar con el de tu madre. Da igual las veces que te equivoques, ella jamás perderá la esperanza en ti, y por muy lejos que te vayas, ella te recibirá con los brazos abiertos cuando vuelvas a casa.

Personalmente, tengo una gran deuda con la vida por haberme dado la madre que tengo. Tiene el corazón puro y el espíritu libre, y nunca nada le ha importado más que sus dos hijos. Ha renunciado a todo por darnos a nosotros una vida digna, libre de carencias. Sola, ha luchado contra un gobierno que no la apoyaba, ha trabajado sin quejarse y sin perder su alegría de vivir. Nos ha mostrado siempre la belleza de las cosas, la importancia de apreciar todo lo que nos rodea. Y, sobretodo, nos ha educado con la firme convicción de que podemos conseguir todo lo que nos propongamos. Ella nos ha hecho fuertes con su fortaleza. Nos ha llenado de amor con su amor.

dddd ddd3372_4399421740010_157755104_n

Pero ella no es la única, pues este mundo está lleno de madres luchadoras, heroínas desinteresadas que ofrecen su vida a cambio de la simple gratificación de ver a sus hijos crecer felices. Yo pido un hurra por ellas. Hurra por todas las mamás que crean vida en su interior y cuidan de ella todos y cada uno de los días del resto de sus vidas. Vuestro amor endulza el mundo, le da calidad. Hurra por vosotras.

Mi madre, inteligente hasta decir basta, ha alzado la voz por todas las madres que, como ella, se sintieron solas en una sociedad que escoge, de manera compulsiva, una forma errónea de repartir sus bienes y su apoyo. En un margen de 50 páginas ha soltado un grito a la vida, una declaración de derechos que te encoge el pecho y te llena de luz. Una experiencia personal que no es más que la realidad de miles de madres luchadores que todavía hoy, en pleno siglo veintiuno, están muy solas en el epicentro de una masa con los bolsillos llenos de soluciones.

http://www.bubok.es/libros/236818/Ahora-puedo

Qué orgullosa estoy de ti.

Iris del Olmo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s