Antes de las doce campanadas…

Se acerca el fin. Se acaba el año más extravagante de mi vida y siento que con él dejo atrás una parte muy importante de mí misma. El 2014 empezó con un golpe muy duro y un mensaje muy claro: la vida es absoluta y rotundamente impredecible. También ha sido el año en el que he encontrado mi camino laboral, un rincón en el mundo desde el que explorar mi pasión más sagrada. Más tarde, cuando sentía que empezaba a recuperar el control, una fuerte ráfaga me atrapó y me sacudió hasta marearme, hasta dejarme profundamente desorientada, así que me subí a un avión y me fui todo lo lejos que pude. Gran decisión. Ahora, desde la quietud del hogar y el calor de los míos, me preparo para un nuevo año que espero esté lleno de muchos cambios más, pues por mucho que asuste su impacto, son éstos los que me han permitido conectar con mayor plenitud conmigo misma e intuir qué deseo en realidad, hacia dónde quiero dirigirme. Me siento valiente y capaz, muy capaz. Siento que no existen barreras, que caen todos los muros.

Así que me gustaría dar la bienvenida a este nuevo año con mucha fuerza y ganas, pero antes os invito a todos a que demos las gracias por todo lo que este año que dejamos atrás nos ha aportado. Por las cosas buenas y por las malas también. Os invito a reflexionar sobre todos los mensajes, sutiles o directos, que la vida nos ha enviado a lo largo de estos doce meses. Si le encontramos el sentido a todos y cada uno de ellos, si empezamos a actuar en consecuencia, nada habrá sido en vano.

Yo quiero dar las gracias, en primer lugar, por la cantidad de personas maravillosas que me han regalado estos 365 días. Muchas más este año que ningún otro y cuya mayoría espero conservar toda la vida. Además he aprendido a escuchar y observar antes de juzgar y eso me ha ofrecido la posibilidad de acercarme a personas que me han llenado de amor y alegría. Un paso hacia adelante que ya nunca recularé.

Me siento muy agradecida por haber encontrado la manera de llevar a cabo lo que más me llena en el mundo. Soy consciente de la suerte que he tenido, pues he podido encontrar en mi segunda década lo que muchos pasan toda la vida buscando. No he dado más que un par de pasitos, apenas he abierto la verja de un largo camino, pero me llena de satisfacción sentir que es éste y no otro, el mío. Ya no importa el tiempo que me lleve recorrerlo, pues estoy segura de avanzar en la dirección correcta.

Gracias por haberme dado la oportunidad de plantar cara a mis mayores temores, no existe en el mundo mayor gratificación que la que nos ofrece el valor y la seguridad en uno mismo. Gracias por enseñarme que no hay un adiós que nos mate ni una despedida inútil, que de todo se aprende, que nadie pasa por nuestra vida porque sí.

Pero, si de todo lo que siento que he aprendido este año me tengo que quedar con un único mensaje, sería este:

No podemos vivir de los recuerdos que ya forman parte del pasado ni de las esperanzas que nos genera la posibilidad de un futuro idílico, no hay más vida que la que estamos viviendo en este momento, aquí. Nunca, jamás, sabemos qué está por llegar, así que no hay nada que tenga sentido más allá del ahora. Hay que vivir cada minuto presente con total plenitud y aceptar lo que es, pues cada experiencia tiene en su esencia un valor incuestionable, un papel en nuestra historia. Si hay algo que siempre hemos querido hacer, este es el momento de hacerlo.

Gracias a la vida por mostrarme toda la fortaleza que vive en mí. Gracias a mi preciosa y atolondrada madre por hacerme repetir todas las noches de mi vida “consigo todo lo que me propongo”. Ahora entiendo la fuerza de esas palabras.

Gracias.

17792629_xl

Iris del Olmo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s